no es lo mismo el movimiento obrero que la clase obrera organizada. el primero fue la expresión de la segunda en el siglo veinte, y de aquel no quedan sino conquistas vestigiales y determinadas estructuras burocráticas que vienen perdiendo hace décadas su potencia estratégica.

si le hiciera caso a todas las frases motivacionales del coaching y sus influencias en la cultura popular, caería en cana.

me falta mentalidad de tiburón para salir de fierro.

ya estoy grande, ya no me da el cuerpo para cursar los sábados a la mañana.

lo que estoy escribiendo es una serie de poemas comunistas

mi compa me zarandea porque todos los poemas que escribí este año tienen inserta la palabra "valor". they dont know que jappe me quemó las neuronas

"en ese momento el municipio todo lo que nos podía ofrecer era un profe que veía fantasmas por todos lados", contarán las señoras del taller literario que doy los lunes en conferencias de prensa cuando sean escritoras consagradas.

qué garrón el chernobil que tuvo Cuba esta semana... y qué triste también pensar que en cualquier momento HBO o alguna productora industrial gringa vaya a hacer una serie sensiblera y amarrillista sobre el desastre.

hoy tuve una jornada larguísima y aún así dediqué tiempo nocturno al trabajo cultural gratuito y precario. al final es uno de los afectos unipersonales que me mantienen vivo en la no-vida vampírica del capital. estoy escribiendo una serie de cuentos, los hila una IA fantasmagórica que los relata en un cyberbar en tren de invocar el contacto.

a medida que somos más pobres, empiezan a juntar polvo las pantuflas. se estiran las jornadas de trabajo y no queda tiempo en la vigilia para el descanso.

paseo por la ciudad y me pregunto de qué trabajan las personas que me cruzo, cómo se garantizan la reproducción de una vida tranquila en este mundo, en estas calles que se desvanecen.

querido diario: sigo sin tener ninguna perspectiva de futuro.

pasé de estar desindicalizado a afiliarme a dos sindicatos por el mismo trabajo... ¿algo que no haga mal? lo peor es que no sé cuál me garantiza nada, de cuál me debería desafiliar cuando me toque.

la industria cultural, como toda industria, también tiene su proletariado, y es una mentira que está mejor pago o es más privilegiado que otros sectores del trabajo.

de pronto agarrás mal una esquina y te la ponés. además de las lesiones, en el cuerpo te queda la necesidad de hablar de eso.

entre capitales, la decisión de ir o no a la guerra no está mediada por códigos éticos o siquiera reflexiones históricas en torno a la civilización, sino por el análisis costo-beneficio.

parece que Cormillot, que acaba de tener un hijo a los 83 años, se puso a llorar en lo de Mirtha porque no iba a conocer a su nene de grande. qué asco me da todo ese mundo farandulesco, en cualquier momento se pone en criogénesis para conocer a sus nietos. encima después habla de gerontofobia, el hijo de mil yutas... gerontofobia es lo que está la jubilación mínima, pedazo de rancio.

si queremos dar la guerra de clases en el semiocapitalismo necesitamos nuestro batallón de thinktanks. lo dijo gramsci creo

Show older
Mastodon

A newer server operated by the Mastodon gGmbH non-profit